Mamás y Papás Presentes. ¿Cómo pensamos?

Sobre Papaki

Como mamás y papás, queremos que nuestros niños sean felices y nosotros en el camino. Soñamos con gozar a nuestros hijos en todo momento.

 

Pero a veces eso es más difícil de lo que parece.

 

Nadie nos enseña a ser padres.

No existe una carrera profesional que nos permita salir con nuestro kit de herramientas para la crianza. Vamos aprendiendo con prueba y error. A veces actuamos con una mente reactiva, como en piloto automático, ya sea por miedo, cansancio, enojo o tal vez impaciencia y luego nos sentimos culpables. Hacemos lo mejor que podemos con lo que tenemos. 

 

Por otro lado nuestros niños se frustran, se enojan, se desesperan, quieren todo ya, nos retan, son egocéntricos y a veces no quieren hacer las cosas que les pedimos.
¿Cómo acompañar a los niños a ser felices y exitosos, disfrutar de su crecimiento y fortalecer los lazos familiares sin morir en el intento?

En Papaki:

Brindamos herramientas de apoyo en la crianza, fáciles de implementar en las dinámicas familiares,  basadas en evidencia científica, neurociencia y sabiduría ancestral.                                                    
 
 Nuestros contenidos facilitan el desarrollo del máximo potencial de los niños, inspirándolos a adoptar valores humanos universales, a encontrar sentido a su vida y a ser agentes de cambio en su comunidad.                                                        
Estas herramientas se integran en las rutinas del hogar para fortalecer los vínculos afectivos, mantener una convivencia amorosa dentro de un ambiente consciente, pacífico y feliz.                                          
 
Nuestros productos y servicios están dirigidos a familias con niños y niñas entre 3 y 12 años

Testimonios

“Gracias por mejorar nuestra calidad como humanos y cómo padres que estamos en proceso de formación. Este diario me ayudó a tener más conciencia de mis emociones, el poder de mis pensamientos y a darle más valor y agradecimiento a todo lo que tengo.”

Ana González, mamá

“Aprendí a ser mas comunicativa sin usar la fuerza y este diálogo le dio mas claridad a los niños.”

Marimar Reynoso, mamá

“El material es muy consciso, breve y muy bien estructurado. Fue fácil de seguir. Me abrió los ojos, me sacudió. Me sacó del piloto automático. Me di cuenta en qué necesito trabajar y comprometerme.”

Ana Miranda, mamá